Viento

Ante mi pregunta, muy cuidadosa), de qué había sucedido con un dedito que tenía una curita (parecía una lastimadurita menor), L. de 9 años, me respondió:

“Ayer me lastimé un dedo: se me hizo un agujero. Y lo tapé con una curita, porque sentí que me entraba aire“. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s