Reflexionando…

Sin ánimo de “criticar”: con ánimo de “construcción”, porque estuve conociendo a varios chiquitos que todavía “sufren” estas cosas…
¿En serio todavía hay docentes de piano institucionales que se enojan con los alumnos (¡niños digo! ¿eh?) que estudian poco, o mal, o que no se encuentran motivados para estudiar?
¿De verdad no se preguntan si la elección de repertorio, la empatía, la dedicación a cada chiquito y a cada clase no tendrá algo que ver con esos resultados tan aparentemente pobres? ¿de verdad echan enseguida la culpa a los chicos en lugar de observar si pueden hacer algo ellos para cambiar la “actitud” de estudio? ¿de verdad no toman ni un poquito de responsabilidad cuando un chiquito con condiciones musicales decide “dejar” el piano sin “razón” aparente?
Autocrítica, autoreflexión, autoobservación, flexibilidad y capacidad de cambiar de estrategia rápido… ¡ánimos de investigar…! (además de empatía, comprensión por las edades y momentos del otro) son cualidades que a un docente -de cualquier área- no deberían faltarle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s