Aprendieron a leer e identificar las primeras notas y claves gracias a él

“…¡Recomiendo altamente su libro: muchos de mis alumnitos más chiquitos aprendieron a leer e identificar las primeras notas y las claves gracias a él…!…”

Sabrina Rey Padilla, Educadora Musical

Anuncios

“…Cuánto amor, respeto y dedicación hay contenidos en cada detalle del libro…”

Nos dice Diana Cohrs, Profesora de Piano, de San Rafael, Mendoza:

“…¡Natalia! Estoy FELIZ en casa hojeando y maravillándome con cada página del librito! Es una verdadera obra de arte… Cuánto amor, respeto y dedicación hay contenidos en cada detalle del mismo. Me encantó, me conmovió, y con toda seguridad enriquecerá la experiencia musical de mis niños, a la vez que será un incentivo para mí y para mis clases. La súper felicito y le agradezco por este aporte (…) 
Con mis hijos <también> nos hemos deleitado escuchando el precioso repertorio que nos comparten los chicos en el CD y estuvimos leyendo cada una de sus reseñas personales. Absolutamente inspirador…. En esta instancia me gustaría manifestarle mi gran empatía hacia su trabajo. De alguna manera me siento identificada y acompañada (…) Suerte y seguramente estaremos en contacto de ahora en más! Un abrazo y hasta pronto…”

“…Realmente es un material genial, súper claro, original…”

Dice Pablo Iglesias, educador musical, responsable del hermoso proyecto de Conciertos Didácticos “Nuestros Instrumentos” (más información, click aquí)

“…Realmente es un material genial, súper claro, original. Me encantó que lo puedan personalizar los niños, que es algo que muy pocas veces se tiene en cuenta y me parece fundamental en la construcción de la personalidad. 
¡¡¡También me encantó la calidad que tiene!!! ¡¡¡La ilustración es bellísima, la dulzura de los textos… en fin… es EXCELENTE!!! ¡¡¡Gracias!!! Espero que podamos vernos pronto y contá conmigo en lo que pueda colaborar.
Un beso grande…”

“…Le va a gustar a los chicos y muchos abuelos tendrán que repetirla durante años. Vas a ver, seguro, que se convertirá en un clásico…”

Dice Jorge Pítari, Compositor:

“…Como objeto <el libro>, en principio, me parece hermoso, muy bien hecho, muy cálido. Además, lo poco que lo estuve leyendo, me pareció muy ingenioso, ameno y atractivo… una linda historia. Le va a gustar a los chicos y muchos abuelos tendrán que repetirla durante años. Vas a ver, seguro, que se convertirá en un clásico. Digo yo una cosa… ¿y para cuándo el segundo?…”

“Es increíblemente didáctico para enseñar a los chicos notación y lectura musical con actividades adecuadas y pertinentes, con ilustraciones apropiadas y con un cuento como disparador y eje de la enseñanza de la misma”

Dice Diego Díaz, maestro de Música y compositor de Santa Rosa, La Pampa:

“…tu libro me encantó por varias razones:

1) Es increíblemente didáctico para enseñar a los chicos notación y lectura musical con actividades adecuadas y pertinentes, con ilustraciones apropiadas y con un cuento como disparador y eje de la enseñanza de la misma

2) tiene una fundamentación clara, precisa, acorde con tus experiencias en Musichicos y coherente con las necesidades propias de la etapa evolutiva y etaria de los alumnos a los que va dirigidos

3) no carece de espíritu musical, al contrario, la música es la que brinda y posibilita esa contención de la que Musichicos es el mejor ejemplo y refleja la actitud, profesionalismo y esfuerzo físico, intelectual y emocional que demanda un trabajo como el que realizas

Ahora estoy escuchando los temas del CD y la verdad te aplaudo de pie porque los alumnos son reflejos del docente y los autoridades musicales referenciales que tienen y a través de ellos puedo conocer tu parte musical, pedagógica, afectiva y concertista tuya…”

“…Las actividades de comprensión lectora después del cuento los mantuvieron atentos e hicieron que la clase de siempre pareciera mucho más corta, quedando para divertirse durante el resto de la semana las tareas de colorear y decorar…”

Dice Juan José Zeballos, Coordinador de la Red Cultural Mercosur, Pianista y Docente:

“…He tenido el gusto de trabajar con pequeñísimos alumnos de cuatro años de edad con el libro “La verdadera historia de la clave de sol y las notas musicales”.

La experiencia ha sido un disfrute tan grande para mí como para los pequeños, que se sorprendieron y maravillaron en cada página, rieron e iluminaron con sus ojitos emocionados mientras aprendían una a una las notas de la escala, y las cantamos una y otra vez.

Las actividades de comprensión lectora después del cuento los mantuvieron atentos e hicieron que la clase de siempre pareciera mucho más corta, quedando para divertirse durante el resto de la semana las tareas de colorear y decorar a la princesa (Clave de Sol) y su príncipe (Clave de Fa).

Éste libro es una excelente herramienta para la compleja tarea de enseñar música a los niños muy pequeños. Una obra tan adorable y querible como su autora. Desde Montevideo envío mis felicitaciones y agradecimiento a Natalia Cháneton, por su trabajo inspirador y por el honor que me hace al incluirme en su dedicatoria.
Desde ya en lo personal y a través de la Red cultural Mercosur, la cual represento en Uruguay, estamos dando difusión entre docentes e interesados en la formación musical sobre éste nuevo y valioso material.

Reciban mi cordial abrazo…”

“Creo , desde mi humilde lugar de madre de un prelector, que es una magnífica herramienta de aprendizaje, hecho con mucho amor, calidez y dedicación”

Dice PATRICIA, mamá de dos chiquititos (el mayor, de 4 años)

“…Sinceramente, el segundo posterior a terminar de leer el libro, me llevó a pensar “qué pena que en mi infancia me tocaron maestras de música con tan poca música”.

Desde la primer estrofa de la historia , se nota el amor y la calidez de la autora, cuando dice “Hermosa princesa, sus papás las llamaron Clave de Sol” , denota la base y principios de la autora, todo empieza con el amor de los padres. Pensando en cómo llegar a los niños para que conozcan la Música, no tuvo mejor idea que jugar con la imaginación de los mas pequeños. Les construyó un castillo con pisos y habitaciones; y nada mas bonito que ver los ojitos que se abren grandotes mientras uno les va leyendo la historia. Y el amor infaltable junto a Clave de Fa y los hijitos que tuvieron juntos hacen una hermosa y única manera de contar la historia.

Captar la atención de un niño no es tarea fácil y la autora lo logra, solo basta mirar los dedos diminutos tocando notas en el piano de papel. El libro también es un registro del tiempo, ahí están quedando manitos pintadas y los primeros intentos de dibujar una Clave de Sol. Yo creo , desde mi humilde lugar de madre de un prelector, que es una magnífica herramienta de aprendizaje, hecho con mucho amor, calidez y dedicación que solo una persona con todas esas cualidades puede realizarlo y así llegar al corazón de los niños…”